¿Cuna, minicuna o moisés? Te ayudamos a elegir

Durante los primeros meses de vida, un bebé pasa la mayor parte del día durmiendo, por lo que elegir bien la cuna donde va a descansar es muy importante y la mayoría de las futuras mamás lo saben. Además, el instinto de protección que la mujer embarazada adquiere durante el embarazo hace que desee tener a su bebé cerca en todo momento para vigilar sus movimientos.

Por este motivo creemos que lo más aconsejable, sobre todo para las madres, es utilizar primero un moisés o minicuna. De este modo el bebé podrá ir donde esté la mamá haciendo un poco más llevadero el posparto y la lactancia. El tamaño reducido de este tipo de cunas también es más adecuado para el bebé porque encuentran un espacio más cerrado y protegido que hará que el bebé se sienta más cómodo.

Pero aunque este tipo de cunas sean las ideales durante los primeros meses de vida, llega un momento en que ya no son seguras para el bebé. Cuando el niño empieza a sentarse por sí solo, girar o empujarse no es aconsejable dejarlos en la minicuna. Además de el desarrollo también influirán el tamaño del bebé y el peso que tenga a  la hora de hacer el cambio a una cuna de mayor seguridad y tamaño. La edad aproximada a la que se suele realizar el cambio de la minicuna a la cuna es entre los 4 y 6 meses.

 

A la hora de comprar todos los artículos que necesita un bebé siempre se tienen en cuenta varios aspectos. Lo primero que piensa una futura mamá es en el bienestar del bebé, dónde estará más seguro y más cómodo. Pero la cuna no es el único producto que necesita el bebé desde el momento en el que nace y el desembolso que hay que realizar antes de su nacimiento es bastante importante por lo que el precio también es una variable a tener en cuenta.

Normalmente los moisés y las minicunas son muebles más económicos que las cunas, pero la gran innovación que las marcas están realizando en los artículos de puericultura hace que exista una variedad en cuanto a diseños y precios increíble. La lógica dice que comprar dos productos nos va a resultar más caro que adquirir solo uno, pero esto depende en gran medida de la elección que realicemos.

Por último lo que una embarazada se plantea es dónde va a poder ubicar la cuna y la minicuna del bebé y dónde podrá guardarlas una vez su hijo pase a dormir en una cama normal. La principal diferencia entre estos productos es el tamaño que presentan, a continuación mostramos las medidas estándar de cunas para bebés.

Moisés: 80 x 40 x 25 cm

Minicuna: 50 x 80 x 30 cm

Cuna: 60 x 120 cm

Otra diferencia esencial es su movilidad. Las cunas, debido a su tamaño no suelen disponer de un sistema de trasporte con ruedas, además es complicado desplazarlas por la vivienda entrando y saliendo por las puertas de las diferentes estancias.

Si todavía tienes dudas respecto a la elección, a continuación mostramos todas las ventajas y desventajas que presentan cada uno de ellos para ayudarte a tomar una decisión.


Moisés para bebés

Ventajas

  • Tamaño reducido
  • Es muy manejable y ligero debido a los materiales con los que suele estar elaborado como mimbre o tela.
  • Los padres pueden tener al bebé todo el día a su lado y les proporciona una mayor libertad para poder desplazarse por la vivienda fácil y rápidamente sin dejar al bebé solo en ningún momento.
  • El capazo se separa de las patas por lo que el se puede trasportar y colocar en cualquier sitio.
  • Se puede situar en un lateral de la cama para poder tener al niño cerca por las noches para realizar las tomas sin tener que abandonar la habitación.

Desventajas

  • Los niños crecen muy rápido y el moisés sólo se pueden utilizar durante las primeras semanas del bebé.
  • Es importante disponer de espacio en la vivienda o en algún otro lugar para poder almacenarlo ya que el capazo no se puede plegar o reducir sus dimensiones.
  • Tienen poca estabilidad.

Elegir moisés para bebé

Minicunas para bebés

Ventajas

  • Son más grandes que el moisés por lo que se pueden utilizar durante más tiempo.
  • Se pueden desplazar hasta el dormitorio de los padres para dormir durante la noche.
  • Se puede mover por todas las estancias de la casa.
  • Las minicunas que tienen una estructura de las patas con forma de tijera, ocupan muy poco espacio en la vivienda una vez que ya no se usen.

Desventajas

  • El capazo no se puede separar de las patas por lo que se pierde algo de movilidad comparando con el moisés
  • Es un objeto más a almacenar de todos los que va a necesitar el niño en sus primeros años de vida.
  • Hay minicunas que no disponen de ruedas.

Elegir minicuna

Cunas para bebés

Ventajas

  • Gracias a su tamaño este mueble se puede utilizar hasta que el bebé tiene 2 o 3 años de edad.
  • Son muy confortables, estables y seguras.
  • El bebé dispone de más espacio y se puede mover con total libertad y seguridad.

Desventajas

  • No se puede desplaza por la vivienda.
  • Normalmente se coloca en la habitación del bebé ya que en la habitación de los padres no suele haber el suficiente espacio para poder situarla.
  • A la hora de guardarla una vez el niño pase a dormir en una cama, el tamaño del mueble es mayor que el de la minicuna.
  • El precio de este mueble es más elevado

Elegir cuna

 

Trucos y consejos para comprar la cuna

Una solución muy práctica es elegir una minicuna convertible como la cuna . Este tipo de minicunas van creciendo de tamaño con el bebé y de este modo conseguimos dos funciones en una.

Además existen algunos modelos que también se pueden utilizar para el colecho durante los primero meses, por lo que son muy completas para aquellas mamás exigentes que lo quieren tener todo en un mismo producto.

Si el espacio es un problema a la hora de guardar la cuna o el moisés una opción es utilizar el capazo del carro para que el bebé duerma durante el día durante los primeros meses de vida. Hoy en día los capazos de los coches de bebé son amplios y muy confortables. De este modo solo necesitaríamos comprar una cuna.

También existen cunas convertibles que se pueden seguir usando una vez ya no se utilicen como un mueble auxiliar de la habitación del niño dándole una segunda utilidad y evitando su temido almacenamiento dado el volumen de sus dimensiones. Para mejorar el confort del bebé si directamente va a descansar en una cuna es reducir el tamaño mediante la colocación de protectores o almohadas que reduzcan las dimensiones para que el bebé se sienta más protegido.

 

 

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account